Seguidores e seguidoras

sábado, 10 de junio de 2017

Una curruca con el pelo teñido (actualizada)

 Esta semana José Ramón Castro Gómez fotografiaba una Curruca capirotada muy peculiar en un parque de la ciudad de Ferrol:

 Curruca capirotada con aberración cromática
Foto: José Ramón Castro Gómez (Canon SX60)

  Vía Facebook me pidieron opinión sobre esta mancha naranja en el capirote (completamente negro en un macho adulto normal). En un primer momento consideré que podía ser una hembra bajo algún efecto óptico causado por el juego de luces y sombras, pero quedé intrigado. Y hoy tuve ocasión de acercarme a la Plaza de Amboage, el lugar donde se había visto este curioso ejemplar. Después de buscar un poco apareció.

 Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)
Canon SX 60 (Focal 247 mm)  ISO 400   V: 1/500   F: 6,3

   Fotografiar un pájaro insectívoro en un árbol no es fácil con una bridge. Además llevé una de las pequeñas (la Canon), por aquello de no llamar la atención en un parque lleno de gente.


  Al final pude documentar la extraña mancha naranja de su boina, confirmando que efectivamente se trataba de un macho con una anomalía cromática que yo personalmente no había visto antes. Pero después de consultarlo con varios ornitólogos el misterio ha sido resuelto. Por lo visto es relativamente frecuente que algunas aves insectívoras acaben manchadas en la cabeza con el polen durante la floración de ciertos arbustos y árboles, como probablemente le ha pasado a esta curruca.  

 Detalle de la cabeza

  La curruca capirotada es un reproductor muy común en toda la comarca de Ferrol, que se ha adaptado perfectamente a todos los hábitats total o parcialmente forestales, desde fragas caducifolias a eucaliptales puros, pasando por riberas fluviales o pequeños parques urbanos. Podemos decir sin miedo que es una de nuestras aves más comunes y mejor distribuídas.


     Curiosamente la Plaza de Amboage es el lugar donde estuvo el local de la SGHN durante años.

Praza de Amboage, Ferrol

    Agradezco a Miguel Rodríguez Esteban y Alfonso Rodrigo sus opiniones en el facebook, que han resuelto el misterio  de nuestra curruca.

7 comentarios:

  1. Hola Xabi, buenas tardes. No sé qué especies habrá plantadas en esa plaza, pero tiene toda la pinta de que el naranja es polen de alguna flor donde haya ido la curruca a libar néctar, cosa que no es nada rara en ambientes urbanos. Mira por ejemplo esta, qué curiosa: http://1.bp.blogspot.com/-MWrrjTIci_M/T3IrbpX_NpI/AAAAAAAABEU/pxjbXv5z8VM/s1600/Curruca+capirotada+hembra.jpg , que el polen le hace un dibujo casi "perfecto", de "especie de guía"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tedes que perdoarme. Outros colegas xa resolveran o misterio (no facebook) pero aínda non me dera tempo a actualizar o post con esta información do polen, cousa que acabo de facer agora mesmo.
      Graciñas por comentar Antón e benvido por aquí.

      Eliminar
  2. Teño un par de datos que che van molar(jaja)papuxas,estorniños e cat
    orras en flores de...alcolitos!!!Chao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pois mira ti que os parques urbanos deben ser o único espazo da comarca onde non hai "alcolitos".
      A verdade é que desde o principio non me parecía un caso de leucismo nin nada parecido, pero non se me ocorrera o do pole.

      Eliminar
  3. Ola,
    Moi interesate a foto. A min a verdade e que me recorda a algún caso que teño visto en papamoscas de colar cando estiven a facer prácticas na universidade ELTE de Budapest. Nos montes Pilis de Hungría teñen vixiada unha poboación de Ficedula albicollis dende aproximadamente 1996 e teñen observado casos aillados de femias con parche branco na frente, o que é un rasgo típico dos machos (non consigo adxuntar a foto no comentario pero podo enviar algunha por correo).
    O laranxa da frente desta papuxa ten un tono tan parecido ao da femia que me resulta difícil aceptar que é unha mera mancha de pole.
    Aínda así o que digan os e as que levan anos observando será máis fiable e en último caso, só o método científico poderá achegarse á verdade.

    Un saúdo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pois si que fuches lonxe facer práticas (qué envexa!). Non coñecía esas variantes nos Papamoscas orientais. Desde logo dá que pensar. Afortunadamente estas papuxas urbanas están bastante "localizábeis", así que un pequeno seguemento aclararía se a teoría do pole é correcta, sexa co método científico ou cunha sinxela fotografía despois da floración.
      Grazas por comentar Bibiana e benvida a Bichos.

      Eliminar
    2. Unha dispersión xuvenil (ou non tan xuvenil) ;).
      Seguirei lendo o blog entón a ver como termina esta historia.
      Un pracer e grazas a ti polo blog.

      Eliminar