Seguidores e seguidoras

lunes, 22 de enero de 2018

Zampullín cuellirrojo (Podiceps auritus), de nuevo con nosotros

  El Zampullín cuellirrojo (Podiceps auritus), considerado como rareza en Galiza, es invernante habitual en la ría de Ferrol. Casi todos los años aparecen uno o dos ejemplares que suelen llegar bastante tarde. Hace unos días Juan Pita-Romero confirmaba su llegada a Fene.


    Quería hacerle una sesión de fotos chulas pero a las nueve de la mañana en un día de invierno la luz es muy escasa y una sensibilidad de ISO 800 no es adecuada para afotar a esa distancia. Mi Sony es la mejor de todas las bridge pero sigue teniendo un sensor pequeñito.

 Sony RX10 III (focal 220 mm)  ISO:800  V: 1/320  F: 4

     Espero cogerlo pronto con buena luz, aunque va a ser complicado con mi horario. Por ahora os pongo unas fotillas testimoniales, muy recortadas, como aperitivo.

Zampullín cuellirrojo (Podiceps auritus)
Sony RX10 III (focal 220 mm)  ISO: 800  V: 1/250   F: 4

Zampullín cuellirrojo nadando por la ría (barrio de Caranza al fondo)

 Bueno, como véis esta entrada ha sido más breve que la anterior.

sábado, 20 de enero de 2018

Rálidos, una extinción silenciosa

  De entre todos los órdenes y familias de aves acuáticas, los rálidos son quizá los grandes olvidados. Menos glamurosos que las hermosas anátidas, tampoco forman esas bandadas ruidosas de cientos o miles de limícolas; además su timidez y el hábitat que ocupan los convierten en una familia de aves bastante difícil de observar en general (excepto la Focha en invierno). Por eso quiero recordar que esta familia de de acuáticas está desapareciendo a toda velocidad de los humedales del Norte gallego.

FOCHA COMÚN (Fulica atra)

  Nunca ha sido muy abundante por aquí la Focha. Aún así la laguna de Doniños (Ferrol) y el embalse de Sabón (Arteixo) disponían de varias decenas de parejas hasta los años ochenta-principios de los noventa. En el embalse de As Forcadas (Valdoviño) realicé controles sistemáticos en la década pasada y también arrojaban una cifra de en torno 15-20 parejas con cría confirmada (hablo de memoria). Sin embargo la laguna de A Frouxeira no reune condiciones para que cría la Focha, debido al fuerte influjo mareal que se da en la laguna durante el período reproductor (la Focha necesita aguas dulces y con nivel constante); salvando el año 2003, en que se cerró A Frouxeira debido a la marea negra del Prestige y sí hubo un número importante de parejas nidificantes. Pero en general eran parejas aisladas las que se reproducían allí.


  En los últimos años la especie se ha extinguido en la Comarca de Ferrol (me atrevo a decir que en todo el Norte gallego) y, que yo sepa, no hay casos de cría reciente ni en las lagunas ni en el embalse.

 Último episodio de cría detectado en A Frouxeira (30/07/2012)

GALLINETA (Gallinula chloropus)

  En mi opinión la Gallineta sí debió ser abundante históricamente en nuestra zona, al no ser tan exigente con el tipo de masas de agua requeridas para la nidificación. De hecho ocupaba también esos pequeños estuarios salobres de los ríos que desembocan en las rías, así como tramos de río pantanosos. Por ello resulta mucho más conocida por los paisanos mayores (la galiña de río). Mi padre, por ejemplo, se crió en uno de estos estuarios y estaba muy familiarizado con ella. Yo la recuerdo en un pequeño río muy contaminado (el Inxerto) que pasaba junto a mi barrio de Narón.


  Hoy su presencia se ha visto reducida alarmantemente aunque todavía resisten unas cuantas parejas tanto en el embalse de As Forcadas como en las lagunas de Doniños y Valdoviño. Sin embargo ha desaparecido de muchos pequeños humedales asociados a estuarios y ríos, en los que se podía observar con facilidad en los años ochenta o noventa. Su densidad ha bajado notablemente. A mediados de los ochenta en Valdoviño llegué a ver concentraciones de más de 30 individuos en alguna ensenada donde hoy apenas observo ejemplares solitarios.

Gallineta con pollo en As Forcadas

RASCON (Rallus aquaticus)

 Es el rálido común más complicado de ver tanto adultos como nidos y por eso debemos manejar las palabras con prudencia. Sin embargo la frecuencia de su reclamo o la observación de pollos en verano nos pueden ayudar a comprender su evolución.


   Uno de los recuerdos que tengo de mis primeras visitas a la laguna de Valdoviño es la escandalera que armaban los Rascones al amanecer. En los minutos que pasaba en cada estación de escucha los gritos porcinos del rascón se repetían a cada poco, llegando a localizar con facilidad 4,5 ó 6 ejemplares reclamando. Si aguzabas el oído desde un punto elevado podías llegar a detectar incluso hasta 10 bichos diferentes. Llegado el verano la presencia de los pollos eran habitual en las primeras horas de la mañana siempre que el lago tuviese las orillas a la vista.

 Todavía quedan Rascones en la laguna, pero apenas se oyen (el otro día me daba cuenta que no oí ni uno sólo en las dos horas que estuve allí). En Doniños siempre ha sido muy escaso, igual que en Forcadas donde pueden criar alguna pareja y no todos los años. Afortunadamente parece que resiste aún en las junqueras saladas presentas en los sistemas estuarinos como el del Belelle, donde observaba un adulto con pollos en Agosto de 2015. Como apenas necesita aguas libres también resiste en los carrizales de Pantín o San Xurxo. Las marismas de Ortigueira-Ladrido deben conservar también una pequeña población nidificante


 ¿Y qué ha pasado para que haya ocurrido todo esto? A mí se me ocurren varios motivos:

1 - Irrupción del Jabalí (Sus scrofa) que apareció en las comarcas litorales a mediados-finales de la década de los noventa. Un depredador muy abundante en todos los humedales frente al que no tienen defensa posible las aves. No es un dato menor que las mejores poblaciones de Gallineta o Rascón están en entornos urbanizados rodeados de casas (como el humedal de Ares), siendo muy escasos en los humedales mayores y más apartados.

2 - Visón americano (Mustela vison). Especie invasora terriblemente agresiva con la fauna autóctona y capaz de nadar llevando un macho adulto de azulón (observación propia en Begonte). Me consta su presencia en Forcadas y en Doniños, donde vi un ejemplar en 1988. La Nutria, muy abundante, depreda ocasionalmente sobre rálidos pero a cambio podría ser un factor de contención importante frente al visón.

3- Manejo humano de los humedales. El abandono de las prácticas tradicionales como siega o ganadería han facilitado el aumento de la vegetación palustre y la disminución de la lámina de agua en lugares como Pantín o san Xurxo, algo que no gusta a la Focha ni a la Gallineta

4 - Eucaliptización. Sí, también afecta a los rálidos! Si observáis en en sigpac veréis que una alfombra de eucaliptos cubre las cuencas de esos pequeños ríos o arroyos que nutrían a nuestros humedales. La capacidad drenante del eucalipto provoca la desaparición de cientos de manantiales y la reducción de caudal en los arroyos, que llegan mermados al vaso lacustre o marismeño.

5- Cambio climático. La reducción en la pluviosidad debido al cambio climático acelera también la colmatación de las zonas húmedas. Hoy en día Pantín o San Xurxo carecen completamente de aguas libres, con lo que no reúnen condiciones de cría para muchas especies, entre ellas Focha o Gallineta.

6 - Gestión de la Xunta de Galiza. La Consellería de Medio Ambiente, ajena totalmente a los problemas de nuestro medio natural, considera que la laguna de Valdoviño debe tener tres metros de profundidad. Una  de las consecuencias directas de esta barbaridad es que algunas de las especies más emblemáticas de la laguna como Avetoro, Escribano palustre o Rascón, literalmente se quedan sin hábitat, al desaparecer el carrizal/juncal ligeramente inundado con lámina de agua pero con orilla de fango accesible.

Laguna de A Frouxeira con carrizales completamente colapsados por el agua

    Si algo he aprendido es que en asuntos ecológicos no suele haber un único factor causante de los cambios. Y que nada es casual.

Estuario de As Aceas (Narón)

Estuario del Belelle (Neda)

  Si habéis llegado hasta aquí gracias por vuestro tiempo. Podéis compartir este post, que pienso que es lo suficientemente importante.

martes, 16 de enero de 2018

Censo de acuáticas Enero 2018; algunos datos y valoraciones

 Finalmente decidí echarles una mano a los ex-compañeros (y sin embargo amigos) de la SGHN-Ferrol con los censos de la zona. No sé cómo pero saqué tiempo para cubrir la laguna de A Frouxeira, el embalse de As Forcadas y la ría de Cedeira. Además esta mañana les acompañaba un rato para contar algunas especies especialmente complicadas en Ortigueira (con un tiempo horrible de lluvia persistente y viento).

 Pongo un relatorio por especies con lo más destacado:

- Colimbo grande (Gavia immer). Sólo 1 ejemplar avistado en la ría de Ortigueira. En Ferrol y Cedeira resultados negativos.
- Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis). Se mantiene la buena tendencia de la especie, con 129-138 ejemplares contabilizados el 16 de Diciembre. En Enero se contaron muchos menos por culpa del mal estado del mar. Falta el censo definitivo.
- Garceta grande (Egretta alba). 5-7 ejemplares en Ortigueira y 1 en Ferrol
- Avetoro (Botaurus stellaris). Yo no lo he avistado este invierno pero tampoco he ido mucho por la laguna, que tiene un nivel tal alto de agua que probablemente el o los Avetoros hayan marchado.
- Espátula (Platalea leucorodia). Especie en constante incremento que este año ha alcanzado ya los 40 ejemplares invernantes en Ortigueira (cifra de Paco Girón).
- Ansar piquicorto (Anser brachyrhynchus). Invernada histórica con un grupo de 8 ejemplares en la ría de Ortigueira, a donde llegaron en la primera semana de Noviembre
- Anade silbón (Anas penelope). Después de un registro récord el año pasado este invierno la cifra en Ortigueira ha quedado rondando los 1100 ej, que no está mal. Varios individuos más han pasado el invierno en Forcadas y la ría de Ferrol
- Anade rabudo (Anas acuta). Bajón importante con respecto a otros años. Aunque un repentino cambio en sus hábitos ha complicado los diferentes censos que se han realizado parece que este año no se superan los 80 rabudos invernantes.
- Porrones comunes y moñudos (Aythya ferina/fuligula). Desaparecidos en combate. Individuos sueltos en Forcadas. Brutal declive desde los años ochenta, cuando se podían contar varios cientos de ellos en las lagunas litorales de Doniños y Valdoviño con cierta frecuencia. Apenas llegaron unas decenas de moñudos al lago artificial de As Pontes y al balsa de decantación de Pena Porreira.
- Eider común (Somateria mollissima). Un ejemplar sedimentado en el puerto de cariño ha puesto el toque de glamour este año.

Zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis)


Ansar piquicorto (Anser brachyrhynchus)

- Avefrías (Vanellus vanellus) y Chorlitos dorados (Pluvialis apricaria). Casi ausentes. La desaparición de su hábitat favorito (prados litorales) junto con un invierno inusualmente cálido en el occidente europeo son factores determinantes.
- Ostreros (Haematopus haematopus), Zarapitos reales (Numenius arquata), trinadores (Numenius phaeopus) y Agujas colipintas (Limosa lapponica) en sus número habituales - algo bajo el real - pero circunscritos a la ría de Ortigueira.
- Aguja colinegra (Limosa limosa). Los 121 ejemplares contados hoy en Ortigueira suponen mi mayor registro de la especie en la localidad.
- Archibebes comunes (Tringa totanus) y claros (Tringa nebularia). El primero ha vuelto a alcanzar el centenar de aves en Ortigueira y el segundo supera esta cifra ampliamente, pero las adversas condiciones meteorológicas han impedido realizar un censo decente hoy.
- Andarríos grande (Tringa ochropus). Segunda invernada consecutiva en el embalse de As Forcadas con 1-2 ejemplares sedimentados desde hace meses pero que posiblemente hayan marchado con la subida del nivel debido a las fuertes lluvias de Enero. Una pena.
- Correlimos común (Calidris alpina). A la espera de un censo preciso (hoy era imposible) calculo que rondarán los 700-900 ejemplares, por el tamaño de las bandadas en vuelo. La mejor noticia de todas es la recuperación de esta pequeña limícola, que desde el año pasado cuenta con unas cifras semejantes a las de sus mejores tiempos, después de años de invernadas muy pobres. 

Correlimos comunes (Calidris alpina)

 Andarríos grande (Tringa ochropus)

  En fin, me quedo con las buenas cifras de limícolas en Ortigueira, que vuelven a brillar. Es lo que más destacaría en este censo de 2018 para el extremo norte coruñés.

De censo en Ortigueira un precioso día de verano
(Xan R. Silvar, eu e Miguel Cal. Foto: Paco Girón)